sábado, 5 de mayo de 2012

Crema de yema

Me encanta, es ideal para cubrir tartas, brazos de gitano, o lo que se nos ocurra, me encanta algo (lo que sea) con crema pastelera y crema de yema, tal vez porque en mi tierra se utiliza mucho y son sabores a los que estoy acostumbrada en la infancia, estas cremas son muy utilizadas en la repostería en Asturias y me atrevería a decir que por todo el norte, más que aquí en Madrid.



He visto muchas recetas diferentes, desde la que hacen una crema y le añaden limón, leche, maizena, etc., pero a mi me gusta pura, pura, y encontré una que me ha encantado, es algo así como una crema de tocinillo de cielo, pues así sabe, mortal.

Ingredientes:

- 7 yemas (o las que quieras).
- 150 gr. de azúcar (el peso de las yemas que hayas usado)
- 150 ml. de agua (los ml. igual al peso de las yemas)

Preparación:

Lo primero es hacer un almíbar a punto de bola, que es cuando mojando la espumadera en el almíbar soplas y se hacen pompas, es curioso pero se hacen, probad y veréis.

Para ello ponemos en un cazo el azúcar y el agua correspondiente al peso de las yemas que vamos a utilizar, y no removemos, no tocamos nada, se pone al fuego sin remover y esperamos que vaya haciéndose el almíbar.




También sacando un poco, podéis probar la consistencia del almíbar poniendo un poco entre tu dedo pulgar e índice y después de presionar los separas y ves la hebra que hace. En esta caso, es gruesa y estable, no podría modelarla, pero casi.


Por otra parte batimos las yemas en un bol o en un cazo y vamos añadiendo ese almíbar en forma de hilito, poquito a poco mientras seguimos batiendo para mezclarlo bien.


Al echar el almíbar, se han quedado unas gotitas en las varillas y se han endurecido al momento.



Una vez hecho esto, lo ponemos al fuego, o al baño maría si no te la quieres jugar, así no se quemará, pero yo lo hago al fuego, es más rápido y voy batiendo con las varillas sin parar hasta que espesa en la consistencia que necesito. Cuanto más tiempo lo tengamos al fuego, más nos espesará, así que hay que tenerlo en cuenta.



Ya está listo, ahora lo ponemos a templar.



Es muy pegajoso, avisados quedáis y sale una cantidad bastante pequeña (mis 7 yemas eran pequeñitas) pero da justito para cubrir un brazo de gitano, el tamaño de una bandeja normal de horno casero, aviso por si a alguien le da por probar y reprobrar a ver que tal ha quedado y luego no le alcanza, o por si alguien ve poquita cantidad y se asusta, a mi me salió como media taza mug y me alcanzó justito, pero me alcanzó para cubrir el brazo.


Está de buenísima, espero que la disfrutéis tanto como yo.

10 comentarios:

  1. Tengo que probarla, porque tengo un blog marijolydelaisla-lacasitadechocolate.blogspot y la crema de yema está en mi apartado recetas frustradas. Si la pruebo y me gusta me habrás ayudado a superar uno de mis retos. Te invito a mi blog aunq es muy reciente, quiero ir haciendo recetitas más a menudo.

    ResponderEliminar
  2. María José, espero que te salga estupenda, ya nos contarás si te ha gustado esta versión de crema de yema. En cuanto tenga un ratito me paso por tu blog, gracias por comentar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo acabo de hacer- me salio buenissssssimo:) como el de mi abuela.... ¡gracias!

      Eliminar
    2. Me alegra mucho saberlo. Un abrazo.

      Eliminar
  3. Estoy detrás de una crema de yema para mi tarta y hasta ahora nada, voy a probar la tuya y te cuento.

    MJose

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que te haya salido de rechupete. Un abrazo.

      Eliminar
  4. La hice para una San Marcos y quedó genial.

    ResponderEliminar