lunes, 2 de abril de 2012

Pan con cardamomo y jengibre

Mis aromatizantes favoritos son el jengibre y el cardamomo, me encanta el olor de ambos y buscando alguna receta en la que combinarlos, vi una para hacer pan, así que me sonó ideal, en la receta el pan era con otros cereales pero a mi me apeteció hacer un pan normal y darle todo el protagonismo al cardamomo y al jengibre, me encanta.



La harina de fuerza la hay en grandes superficies, en Alcampo, Hipercor, Carrefour, también en Mercadona, el cardamomo no se encuentra en todos los sitios, yo lo encontré en el Corte Inglés, pero no donde las especias, estaba donde la frutería, habia varias especias un poco "especiales" en un expositor de la frutería y el jengibre fresco ahora lo encuentro en la frutería de todos los supermercados, si no lo viéseis, lo hay molido en la sección de especias de Mercadona, que luego vendrá muy bien tenerlo para las galletas de jengibre, el pan de jengibre, el pan de calabaza, etc.


Ingredientes:

- 600 gr. de harina de fuerza (ten un poco más por si la necesitas, siempre con la harina es orientativo)
- 10 gr. de levadura fresca de panadería
- 350 ml. de agua tibia
- 40 ml. de aceite de oliva
- 8 gr. de sal
- 15 gr. jengibre fresco rallado (aprox.)
- 4 semillas de cardamomo molidas (yo las machaqué en el mortero)


Preparación:

Hay que organizarse con unas horas de antelación para hacer todo bien.

En primer lugar preparamos la masa madre, que la realizaremos en un cuenco con 100 gr. de harina de fuerza, 10 gr. de levadura fresca desmigada y 100 ml. de agua templada, lo mezclamos y dejamos reposar hasta que doble su tamaño, una hora más o menos.



En un bol hacemos un volcán con la harina y en el dentro añadimos el resto del agua, el aceite, la sal el jengibre, el cardamomo y la masa madre antes preparada y mezclamos todo bien.

Una vez integrado lo pasamos a la encimera y lo amasamos hasta que tengamos una masa lisa y elástica, la mía estaba muy pegajosa así que le espolvoreé un poco más de harina mientras la amasaba.

Esta parte me encanta, tengo una máquina que amasa pero me encanta hacerlo a mano. Mi abuelo decía que había que golpear la masa contra la encimera, entonces así lo he hecho, amasar un buen rato y entre tanto lanzando de vez en cuando la bola de masa contra la encimera, la explicación científica a todo esto es...que lo decía mi abuelo.



Hacemos una bola con la masa y la ponemos a levar en el bol tapada por un trapo de cocina, un sitio ideal para hacer eso es dentro del horno apagado, Lo dejamos alrededor de hora y media. Yo también siguiendo la costumbre de mi abuela, le marco una cruz con el canto de la mano para así ver bien como sube.

 
Lo sacamos y lo apretamos para sacarle el aire y lo colocamos ya sobre la bandeja del horno, lo tapamos con film transparente o un trapo limpio y lo dejamos levar otra media hora.

 
Precalentamos el horno a 220ºC y metemos dentro un recipiente con agua, yo siempre pongo abajo un recipiente pequeño de barro, espolvoreamos un poco de harina sobre la masa de pan, hacemos uno o dos cortes con un cuchillo afilado y lo metemos al horno unos 45 minutos, como siempre, el pan estará hecho cuando al golpearlo suene a hueco, si se dora demasiado la superficie podemos cubrirlo con papel de aluminio mientras se sigue cociendo.


Hay que dejarlo enfriar antes de abrir el pan, yo lo empiezo a amasar por la tarde y lo horneo por la noche, así lo dejo enfriando mientras dormimos y tenemos el pan listo para comer por la mañana.


Digamos que es una receta básica de pan, se puede aromatizar con lo que más te guste o sin nada, incluso puedes poner harina integral o cualquier otra harina que te guste, de centeno, de avena mezclada con la de trigo, a partir de esta receta se puede hacer muchísimas variaciones.


1 comentario:

  1. Me encanta el pan con cardamomo! de hecho lo hicimos nosotros también el otro día y lo colgamos en nuestro blog. No he probado a ponerle jengibre, pero lo haré pronto, seguro que le queda genial. Un saludo!

    ResponderEliminar